¿Qué vamos a contarte?

Como quizás hayas visto, en la sección de Auriculares por precio hemos seleccionado algunos auriculares por cada franja de precio. 

No obstante, en esta guía de compra, queremos darte la oportunidad de entender las diferentes características de los distintos auriculares, cómo afectan al sonido (y en concreto al gaming) y en qué nos fijamos para hacer la selección.

Conceptos básicos
Tipos de auriculares
-Por estructura
-Por colocación
¿En qué nos fijamos?
Accesorios
-Amplificadores
-Dacs
-Tarjetas de sonido

Auriculares Beyerdynamic DT990

Conceptos básicos

  • Timbre: Es el matiz que diferencia dos sonidos con la misma nota, como voces o instrumentos distintos. Estas variaciones son producidas por los armónicos producidos por cada emisor de sonido.
  • Altura: Llamamos altura a la cualidad que diferencia sonidos agudos y graves. A más altura, más agudo el sonido, a menos altura, más grave.
  • Intensidad: Es la cualidad que diferencia entre sonidos fuertes y suaves. A más intensidad, más fuerte, y a menos intensidad, más suave.es el número de repeticiones por unidad de tiempo de cualquier evento periódico.
  • Volumen: Es la percepción humana de la potencia de un sonido. Se mide en decibelios (dB).
  • Frecuencia: Es el número de repeticiones por unidad de tiempo de cualquier evento periódico, que en el caso del sonido, se mide en Hz (hercio), e indica la cantidad de modulaciones de onda por segundo. A más cantidad, más agudo puede ser el sonido, y viceversa. Estas frecuencias pueden subdividirse en:
    • Graves: Frecuencias bajas, pocos hercios, aproximadamente hasta los 256 Hz.
    • Medios: Frecuencias medias, aproximadamente entre los 256 Hz y los 2 kHz (2000 hercios).
    • Agudos: Frecuencias altas, a partir de 2 kHz.
  • Frecuencia de Respuesta: En unos cascos o auriculares, nos indica el rango de frecuencias que los auriculares son capaces de reproducir. Es decir, cual es el sonido más grave y más agudo que pueden reproducir. Esto no determina la calidad final de sonido, pero es uno de los factores que nos pueden ayudar a valorarlo.
  • Espectro Audible: Es el rango de sonidos que el oído humano es capaz de escuchar. Generalmente se comprende entre los 20hz y los 20khz, aunque con la edad, entre otros factores, el máximo puede ser menor. Se teoriza sobre la posibilidad de que, aún no pudiendo oirlos como tal, el oído puede percibir sonidos por encima de los 20khz, en forma de percibir una mayor natularidad de la música, por ejemplo.
  • Escena Sonora: También llamado soundstage, es la cualidad de los auriculares para representar de forma fiel el espacio de una interpretación muscial. Por ejemplo, hasta que punto puede hacernos sentir que estamos en una sala de conciertos, si la grabación se ha realizado en ella, o si la intención de la edición es que suene de esa forma. La escena sonora nos ayuda a posicionar mentalmente con la ayuda del oído donde están los diferentes elementos sonoros. En un auricular con una buena escena, podremos indentificar más fácilmente si un sonido por ejemplo, además de venir de la izquierda, viene de más hacia adelante o hacia atrás, o es más cercano o lejano. Con una mala escena, todo sonará más apelmazado. La escena sonora es una de las cualidades más importantes a la hora de buscar auriculares para jugar, ya que por ejemplo en un FPS (como CS:GO) es esta la que nos ayuda a localizar a un enemigo basándonos en el ruido de sus pasos o sus disparos.
  • Separación instrumental: Como su propio nombre indica, es la capacidad de unos auriculares para «separar» los distintos instrumentos en una grabación, y por ejemplo, si dos de ellos suenan desde el mismo punto, que suenen lo más distinguibles posible entre sí.
  • Impedancia: Es la resistencia al paso de corriente eléctrica. A mayor impedancia en unos auriculares, mayor potencia eléctrica suelen necesitar para sonar mejor, y a un buen volumen. En altas impedancias, es necesaria una tarjeta de sonido que amplifique, o incluso un amplificador dedicado. Se mide en ohmios.
  • Sensibilidad: Muy relacionada con la impedancia a nivel sonoro. Si la impedancia es la resistencia al paso de la corriente, la sensibilidad es la capacidad de los auriculares de convertir la electricidad en sonido. A mayor sensibilidad, por tanto, mayor volumen.
  • Driver: Es la «membrana» reactiva ante la electricidad que produce el sonido. No siempre es una membrana, de ahí el entrecomillado, pero sí en la mayoría de los casos.
  • 7.1: Lo hemos dejado para el final. No es un concepto básico en los auriculares, pero sabemos que sí en el gaming, al menos a nivel marketing. Básicamente el 7.1 en auriculares es eso, márketing. Normalmente es un 7.1 virtual, es decir, por sotfware, y cuando es así puede activarse en cualquier otro auricular estéreo. Y cuando es real, y realmente hay 3 pequeños drivers en cada lado, tampoco es real, ya que la base del 7.1 real es que el sonido venga de distintos lugares físicos, mientras que en unos auriculares están tan cerca que realmente esto no es posible. No debemos tenerlo en cuenta, no merece la pena por lo general, pero si quieres saber más, pronto tendrás una entrada de blog hablando de esto en profundidad.

Tipos de auriculares

No todos los auriculares son iguales. Vamos a ver los distintos tipos, y sus características.

  • Por estructura

    • Abiertos: Tal como indica su nombre, su estructura es abierta, lo que permtie al sonido moverse libremente, dando como resultando una mejor escena sonora y un timbre más natural, y evitando ecos y sonidos retumbantes. El principal defecto de estos auriculares es su bajo o nulo aislamiento del sonido exterior, sumado a que lo que escuchemos puede escucharse también desde fuera. Los mejores auriculares en cuanto a calidad de sonido del mercado, son abiertos.
    • Cerrados: Lo opuesto a los abiertos, su estructura  es cerrada, y por tanto impiden que el sonido entre y salga. Esto conlleva que nos aislará del exterior, y tampoco será fácil escuchar de forma externa lo que escuchamos. Como contra, el sonido no puede moverse libremente, ya que choca contra las capsulas del auricular, por lo que la escena sonora es peor, y en muchas ocasiones, los graves se ven reforzanos, lo cual no es necesariamente bueno cuando esto se produce por los rebotes del sonido en las capsulas, ya que esto contibuye a emborronar el sonido, por lo que estos graves son más potentes, pero de menor calidad. En todo caso, aunque a igualdad de condiciones la calidad de sonido sea peor que en los abiertos, exiten auriculares cerrados con la suficiente calidad y escena sonora para que sean recomendables para jugar, especialmente si necesitamos aislamiento del exterior.

      Existen auriculares semiabiertos, a medio camino entre ambos, con un razonable aislamiento y escapatoria de sonido para mejorar la escena sonora.

  • Por colocación

    • Circumaurales: Son los de mayor tamaño, y los más cómodos, ya que rodean completamente la oreja. Sumado a lo anterior, cuando son cerrados su aislamiento es muy alto. Y tanto en abiertos como en cerrados, son los que mayor escena sonora suelen tener, ya que el driver está bastante separado del oído, lo que refuerza la sensación de estéreo, en lugar de escuchar el sonido más «dentro de nuestra cabeza». Los auriculares tope de gama suelen ser de este tipo.

    • Supraaurales: No llegan a rodear toda la oreja, sino que se posan sobre ella. Por lo general, son más ligeros y portátiles, aunque aislan menos, son menos cómodos, y suelen tener una calidad de sonido inferior a los circumaurales en igualdad de condiciones.

    • Intrauriculares: Son auriculares con un driver muy pequeño, que permiten una gran movilidad, por lo que son muy populares para dispositivos portátiles. Por lo general, a igualdad de condiciones, su sonido es inferior al de sus hermanos mayores, aunque pueden tener algunas ventajas en cuanto a aislamiento. A su vez, podemos distinguir dos tipos:

      • De botón: Los clásicos de Apple, o de la renfe, se colocan sobre el canal auditivo. Suelen ser los que peor resultado sonoro ofrecen, ya que no son capaces de aislar mucho, y su driver como hemos dicho, es de un tamaño muy pequeño.

      • In-ear: A diferencia de los de botón, estos se introducen en el canal auditivo. Esto puede resultar más o menos incómodo en función de cada persona, pero ofrece un mayor aislamiento, y sobre todo, el sellado del canal auditivo, lo cual favorece una calidad de sonido mucho mejor, ya que aunque sus drivers sean de menor tamaño, al estar el aire del canal auditivo sellado, este puede moverse mucho más fácilmente, pudiendo generar un sonido potente y más preciso.

  • Por conectividad:

    • Alámbricos: Los clásicos auriculares por cable, y en principio los más recomendables. Retardo de sonido nulo y menor coste para una igual calidad frente a los inalambricos son los principales motivos.

    • Inalámbricos: Auriculares que se pueden usar sin necesidad de un cable hasta ellos. Su principal baza es la movilidad, y en parte comodidad. A su vez, los hay de dos tipos:

      • Bluetooth: Son los inalambricos más económicos. Si bien pueden proporcionar un buen desempeño para música, no son en absoluto recomendables para gaming, ya que el bluetooth tiene un retardo elevado, que por ejemplo en una película haría que escucharamos a alguien hablando por detrás del movimiento de la boca, y en un videojuego lo mismo pero en todo el entorno del mismo.

      • Radiofrecuencia: Son más caros, y funcionan sobre una conexión similar al wifi. Su latencia no es 0 como los alámbricos, pero es lo suficientemente baja para ser aptos para jugar. Sin embargo, no alcanzan la calidad de sonido de alambricos de su gama de precios, o incluso de precios menores.

Maniquí con auriculares circumaurales
Circumaurales
Maniquí con auriculares supraurales
Supraaurales
Maniquí con auriculares inear
Intrauriculares

¿En qué nos fijamos?

Esto es relativamente complejo.

Por un lado están las cifras. Es evidente que un auricular muy barato, probablemente no ofrezca un rango de frecuencias de 10 a 50.000 hz, pero esto no quiere decir que siempre sean mejores unos auriculares con mayor rango de frecuencias.

Por otro lado, las diferentes estructuras. Estas nos dan pistas en cuanto a comodidas, portabilidad, o escena sonora. Pero igualmente, no es una regla infalible, ni mucho menos.

Por otro, las marcas. Como decimos en la página inicial, por regla general, los mejores auriculares son los de marcas de sonido, no los de marcas gaming. Existen excepciones, y suelen ser las de marcas de sonido que han optado por vender bajo su marca modelos de auriculares de empresas de sonido preexistentes. Son pocos, pero existen, así que tampoco podemos descartar totalmente toda marca gaming.

¿Entonces? Tenemos que buscar características menos técnicas, como por ejemplo, la escena sonora, que es uno de los puntos más importantes en unos auriculares gaming. Para esto, las características técnicas y de diseño nos van a orientar, si claramente queremos un auricular con la mejor escena, pero la única forma de encontrar el mejor, es probarlo.

Esto es imposible, claro, no podemos probar cada uno de los auriculares que podrían ser buenos. Por ellos, tras orientarnos por su características técnicas, lo mejor que podemos hacer es leer, leer y leer opiniones, análisis y reviews. Ojo, no tanto las de Amazon o PcComponentes, sino preferiblemente las de personas acostumbradas a probar muchos auriculares distintos, y que puedan compararlos y, por ejemplo, decir de entre varios cual tiene más escena sonora. Al final, si varias opiniones de este tipo coinciden en que unos auriculares tienen muy buena escena, probablemente lo sean.

En resumen, según lo que busquemos debemos guiarnos en base a sus características o marca, para tomar la decisión final tras poder contrastar opiniones de fuentes que hayan podido probar varios modelos, y que tengan experiencia con auriculares de calidad.

Accesorios

En función de los auriculares que elijamos, podríamos necesitar de accesorios externos que den la potencia necesaria para usarlos adecuadamente.

  • Amplificadores: Hacen lo que dicen. Aumentan la potencia que llega a los auriculares, por lo que permite que auriculares con alta impedancia o baja sensibilidad (o ambas) suenen al volumen y con la calidad que deben. No están de más, pero no son en absoluto necesarios si no nos encontramos ante estos casos, y quizás para jugar sea más adecuado invertir en una tarjeta de sonido con una potencia de salida adecuada.

  • DACs: Son las siglas de Digital to Analog Converter. Básicamente, convierten los 0 y 1 en una señal analógica eléctrica, que es la que llega a los auriculares. Tu móvil, pc, o cualquier aparato al que puedas conectar unos auriculares, tiene uno, pero puede ser de calidad justita (o no). Al igual que en el caso del amplificador, quizás es más conveniente para gaming hacer esta inversión en una tarjeta de sonido con un DAC que ofrezca buena calidad.

  • Tarjetas de sonido: Es el componente de nuestro pc dedicado a transformar el sonido digital, a lo que llega a nuestros auriculares (y a la inversa con el micrófono). La tarjeta de sonido integrada normalmente tiene una calidad y potencia justas. Podrá mover de forma aceptable auriculares que no requieran demasiada potencia, y la calidad de conversión será normal. Puede ser una inversión interesante si queremos mejorar el sonido, y una inversión necesaria en casos de auriculares que requieran más potencia. Algunas opciones: